A vueltas con don Quijote

Tal como prometimos el viernes, vamos a por nuestra entrada sobre el Quijote. El pasado jueves, YouTube, Google y la Real Academia Española pusieron en marcha un estupendo proyecto: la lectura global de El Quijote. Han dividido la obra de Cervantes en 2149 fragmentos; puedes solicitar uno, te grabas en vídeo en casa y lo envías. Una vez revisado, se ‘cuelga’ en el canal Quijote de YouTube y listo: tendremos toooodooo el Quijote en formato audiovisual.
Vamos, animaos, nosotras (bueno, yo, porque hay que tener más de 14 años) vamos a grabar un fragmentito. A ver si llegamos a tiempo, porque ha colaborado ya mucha gente.
Tampoco es el Quijote un libro para niños; el hecho de que se tenga por una obra humorística parece colocarla al nivel de lo fácil por divertido, cuando en realidad es una obra complejísima que hay que entender en el contexto histórico. O tomas una buena edición que te explique lo gracioso que era para los contemporáneos de don Quijote verle vestido así, o no entiendes nada. Así que para los niños nos servimos de la edición de Edebé. Nosotras estamos leyéndola ahora. Hubo un poco de confusión al principio. Carolina sabía de sobra el nombre del caballero (don Quijote de la Mancha) pero no había caído en la cuenta de que La Mancha era un lugar. Cosa muy lógica, por otro lado. Así que intentó corregirme cuando le dije que vivía en La Mancha. “¿En la Mancha? Será en La Manga…” Es que tiene una amiga que ha veraneado allí, le sonaba más como lugar, claro. Luego le expliqué que como don Quijote leía tanto tanto por las noches, por las mañanas, no comía ni dormía, solo leía libros de caballería -como a veces algunos niños con la Nintendo, le dije- continuamente, pues se volvió loco y creyó que todo era verdad y se sintió caballero andante.
“Ah, claro, como si yo leo todo el rato cosas de Morris, y venga Morris, Morris, pues creería que soy un mapache, ¿verdad?” Eso es. Es que Morris y sus aventuras, publicadas en SM también le gustan mucho.
Pues en esas estamos. Leemos uno o dos capítulos cada noche, aunque es más difícil de entender que el Lazarillo. Hoy empieza patinaje en el cole, para hacer un poquito de deporte. Y por la tarde comenzamos con el teatro. Ya os contaremos cómo va la cosa.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s