Una opción genial de teatro en Madrid para niños: TEATRURAS

Teatruras: dícese de la capacidad de cualquier niño de crear, ayudar o participar en una escena teatral a partir de la imaginación.

Y eso es exactamente lo que vimos ayer en el pequeño teatro Gran Vía de Madrid. Una obra de teatro que fuimos creando entre los actores y el público, absolutamente entregado. En mi caso particular, os diré que me partía de risa todo el rato con la increíble capacidad de improvisación de los actores en el escenario. La cosa es, aparentemente, sencilla. Pero no lo es tanto, porque cada día les sale una obra nueva.

  • Primero, una historia con un personaje y dos características: el personaje se llamaba Jorge y le gustaba mucho dormir y quería ser cantante. Los actores se inventaron una historia en la que Jorge dormía y tenía un sueño en el que se convertía en Lola Flores. Y así fue, que nos cantó la Zarzamora y todo.
  • Después, la luz: diferentes colores mostraban el estado de ánimo, que decidieron los niños del público, de los tres actores: furia, alegría… Una divertida carrera entre los tres, que tuvieron que ganar a la vez para perder siempre a la vez… tronchante.
  • Escenografía: le preguntaron a un niño por un lugar. Y se decidió por Egipto, nada más y nada menos. Al escenario subieron varios niños que se fueron convirtiendo en camellos, arena del desierto, una esfinge, el sol un escorpión… Lo mejor, cuando el camello y uno de los actores intentaron esconderse del escorpión metiéndose debajo de la arena.
  • Luego, un niño dijo una profesión: enfermera. Allí vimos a la enfermera Julia que había cometido un error y del culete de un enfermo salían moscas, porque se había confundido y le había puesto una inyección que en realidad era de un experimento. La cosa acabó en un musical, cantando la historia que acababan de representar, improvisándolo todo, todo.
  • Más tarde, los actores preguntaron al público qué les fastidiaba más de los mayores. Carolina levantó la mano, yo un poco asustada, a ver qué iba a decir… “Que se enfaden mucho”. Y eso representaron: una pareja que se enfada mucho porque en realidad pasa poco tiempo junta. Gritan, se pelean dos actores porque su hijo José Carlos saca malas notas. Y los diálogos los interpretamos entre todos: ellos dicen la frase y nosotros la vamos terminando. “Has suspendido, es que no te sabes las…” y todos: “tablas…” de… y un niño: “de surf…” y ellos hacen suya la frase y el resultado es, de verdad, divertidísimo.

Una tarde de teatro para pasarla en familia. Merece la pena. Más información: http://www.impromadrid.com/teatruras/cd/teatruras.html

– ¿Te ha gustado, Carolina?
– Me ha encantado. Y tú, ¿estás bien? Te has reído tanto que igual te duele la tripa. Y a papá nunca le había visto reír tanto tiempo seguido.

No solo es la historia en sí que construimos entre todos; cada día la obra es diferente, porque el público es diferente. Aprender a trabajar en equipo, a ver cómo es el teatro por dentro…

Ingenioso, inteligente, atrevido y valiente. Todo eso creo que son estas TEATRURAS. Creo que repetiremos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s