Pronunsheishon

Carolina va a un colegio bilingüe, lo que a todos los padres nos tiene muy contentos y seguros de que nuestros vástagos nos sacarán ya de apuros comunicativos cuando vayamos de viaje. Pasar de un idioma a otro en una conversación no es fácil. Hace unos meses, en EuroDisney, Carolina decidió pedir ella las hamburguesas, en inglés:
– Zri jamburgers guit chis, plis.
Al camarero, francés, le hizo gracia y respondió con acento:
– ¿En su punto?
Carolina se quedó extrañada… Ella había preguntado en inglés y eso no era inglés…
– Can yu repit mi, plis?
Algo parecido le ocurrió, bueno, nos ocurrió con su prima. Íbamos en el coche los cuatro y, de pronto, preguntó su prima:
– Carolina, ¿cuántos ‘pechos’ tienes?
Nosotros nos quedamos helados. Están en una edad que una no sabe por dónde puede salir la cosa. Carolina respondió:
– ¿Yo? Dos…

– ¿Y tú, Noa?
– Pues unos diez o así.
Carolina no salía de su asombro. Yo tampoco. Tras un breve silencio, preguntó:
– Noa, ¿qué son pechos?
– Los litel pechos, las mascotitas, me encantan.
– Aaahh -dijo Carolina- Little Pet Shop, aah, yo tengo doce.
Y reímos, claro, bien a gusto. Nada como una buena pronunsheishon.

Anuncios

Un comentario en “Pronunsheishon

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s