Hotel Transylvania

Ayer por la tarde y sorprendidos por el viento y el frío al salir de casa, fuimos a ver Hotel Transylvania. A Carolina y a sus amigos les gustó muchísimo, incluso soltaron algunas carcajadas de esas que solo se oyen en el cine y que suenan tan bien.

20121028-083441.jpg

A mí me gustó. Bueno, mejor diría que me entretuvo. Pero la historia es la de siempre. Es la de la Sirenita, la de Nemo… Todos esos personajes que, por cierto, nunca tienen madre. Es un tema que siempre me ha traído muy mosca: cuando los guionistas quieren hacer un personaje especial, fuerte, valiente, etc. lo primero que hacen es cargarse a la madre: desde Blancanieves hasta hoy, son muchas las princesas y heroínas (y príncipes y héroes) de cuentos y películas que, para resultar especiales, no tienen madre. Vale, vale, esas cosas las explica Vladimir Propp en su Morfología del cuento, obrita que ya tiene muchos años, pero totalmente recomendable sobre todo por su influencia posterior.

Pues bien. Ya tenemos a la protagonista, Mavis, que resulta ser la hija del conde Drácula. Aquí una se da cuenta de la oportunidad de la película con la fiebre Monster High todavía en marcha. La señora Drácula murió hace muchos años y Drac ha dedicado su vida a proteger a Mavis de los humanos. Hasta que llega un humano y… Hombre, no os la voy a reventar, hay que verla. Pero es una historia muy, muy conocida, que no sorprende en absoluto.

20121028-083625.jpg

Sin embargo tiene muchos elementos divertidos y originales. El hombre lobo cargado de hijos, todos con acento andaluz, que en la recuperación del héroe se despacha un rebaño de ovejas que estorbaba en el camino, “dejadme, esto es cosa mía…” Y todos nos reímos de las ovejitas que se acaba de ventilar el bueno del hombre lobo. Y, lo que para mí y para los otros adultos resultó más gracioso: las calaveras pequeñitas que hacen de bolas del bingo y dicen su nombre en voz bajita. Muy, muy ocurrente.

En fin, merece la pena verla, pero no hay que esperarse grandes cosas en una época en que las Monster High, Bat Pat, el Trío Beta, etc. están tan al orden del día, y más en estas fechas previas a Halloween.

A favor de los guionistas diré que finalmente es la madre quien, 118 años después de su muerte, salva la situación. Menos mal. Para saber cómo, hay que ver la película…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s