Queridos Reyes Magos

Cuando era pequeña aprendí muchísimas canciones en el colegio. Después la he ido recordando poco a poco.
Especialmente había una que yo cantaba acompañándola de gestos. Recuerdo muy bien a mi madre pidiéndome que se la cantara. Pero luego la olvidé y sólo recordaba un verso: “el camello cojeando, más medio muerto que vivo”… De esas veces que se te mete sólo un trocito de una canción. Pero nada.

20130105-093240.jpgPasaron los años, nació Carolina y, como por arte de magia, volví a acordarme de la canción. Se la quería cantar entera a mi niña, así que busqué el trocito que recordaba en Google. Y resultó que no era, en su origen, una canción, sino un precioso poema de Gloria Fuertes, El camello cojito:

EL CAMELLO COJITO
(AUTO DE LOS REYES MAGOS)

El camello se pinchó
Con un cardo en el camino
Y el mecánico Melchor
Le dio vino.

Baltasar fue a repostar
Más allá del quinto pino….
E intranquilo el gran Melchor
Consultaba su “Longinos”.

-¡No llegamos,
no llegamos
y el Santo Parto ha venido!

-son las doce y tres minutos
y tres reyes se han perdido-.

El camello cojeando
Más medio muerto que vivo
Va espeluchando su felpa
Entre los troncos de olivos.

Acercándose a Gaspar,
Melchor le dijo al oído:
-Vaya birria de camello
que en Oriente te han vendido.

A la entrada de Belén
Al camello le dio hipo.
¡Ay, qué tristeza tan grande
con su belfo y en su hipo!

Se iba cayendo la mirra
A lo largo del camino,
Baltasar lleva los cofres,
Melchor empujaba al bicho.

Y a las tantas ya del alba
-ya cantaban pajarillos-
los tres reyes se quedaron
boquiabiertos e indecisos,
oyendo hablar como a un Hombre
a un Niño recién nacido.

-No quiero oro ni incienso
ni esos tesoros tan fríos,
quiero al camello, le quiero.
Le quiero, repitió el Niño.

A pie vuelven los tres reyes
Cabizbajos y afligidos.
Mientras el camello echado
Le hace cosquillas al Niño.

(Fuente original)

Y ¿por qué yo lo recordaba como canción? Pues porque cuando era pequeña (uuff) había una grupo infantil llamado La Pandilla que le puso música. Algunos de nuestros lectores maduritos recordarán perfectamente al grupo. No encuentro ningún enlace a la canción en Youtube para añadirla, pero sí hay un audio con imágenes del poema, recitado por la propia Gloria Fuertes:

Esta noche hay que dormir prontito. Nunca se sabe a qué hora Sus Majestades nos dejarán los regalos. O el carbón…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s